Seleccionar página
Elegant Themes - Divi Cupón Descuento Webempresa
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Dentro del ámbito empresarial, las marcas son el rasgo distintivo de productos y servicios. Razón por la cual es fundamental que todas sean únicas y completamente distintas entre ellas. Estas tienen el papel de diferenciar las ofertas de las empresas.

Antes de proceder al registro de patentes y marcas, es imprescindible pensar muy bien en este aspecto, ya que si no se escoge bien, se corre el riesgo de que los clientes confundan la marca propia con la competencia, por lo que todos los esfuerzos para conseguir el éxito habrán sido en vano. La pregunta es, ¿qué aspectos hay que tener en cuenta para gestionar mejor la marca?

Tu marca es el nombre de tu oferta

Sin duda alguna esto es muy importante, pero lo es aún más contar con un proyecto por el que realmente se quiera pelear. Por ello, es mejor dejar a un lado el tema de la marca hasta que esté bien definido el proyecto de empresa.

El nombre de la marca tiene que ser apropiado

Lo mejor es no recurrir a nombres genéricos ni descriptivos, ya que se trata de que los usuarios se acuerden de él. Es mucho mejor optar por un nombre que identifique a la empresa, y permita distinguirla del resto. Tampoco ha que describir la actividad de la empresa a través de la marca, porque para eso ya está la publicidad. Se trata además de una prohibición legal.

A la hora de pensar en una marca, piensa en la internacionalización

La intención es seguir creciendo, y también a nivel internacional. Hay que pensar por ejemplo que si la marca contiene una letra “ñ” o “j”, será muy complicada de pronunciar en el mundo anglosajón, el francófono y el germano.

Escoge una marca que se pueda registrar como nombre de dominio

Esto es fundamental, ya que hoy en día, la mayor parte de los negocios tienen que tener una presencia online sí o sí.

Registra tu nombre de dominio

Para evitar que otros usen marcas muy parecidas, hay que registrarla. Esta acción no se debe retrasar bajo ningún concepto, ya que por una cuestión de tiempo, alguien podría adelantarse y de este modo, se perdería una marca que hubiera resultado de lo más interesante. No olvides el .es y el .com.

Crea una marca atractiva y regístrala como tal

No hay que olvidar que la marca no es solo un nombre, ya que también contiene un aspecto gráfico. Los consumidores guardan un recuerdo imperfecto de las marcas, por lo que hay que darle un aspecto que resulte fácil de retener.

Existen negocios en los que los colores tienen una importancia radical, ya que su marca se asocia a uno en concreto. También hay que tener muy en cuenta aquellos lugares en los que la marca tiene que aparecer, como etiquetas y otros elementos del packaging. No se debe olvidar nunca que la marca constituye una eficaz herramienta de marketing, que ayuda a dar a conocer los valores que inspiran a la marca.